Líbrese de los retos que plantea el diagnóstico del VHC

Un futuro sin hepatitis C ya es posible. Para superar los retos de diagnóstico, Abbott ayuda a los laboratorios con una gama armonizada de sistemas innovadores, entre los que se incluyen Alinity y ARCHITECT. Estos sistemas proporcionan las opciones ampliables y flexibles de análisis que son necesarias para facilitar la atención de los pacientes con VHC. Junto con los servicios profesionales y la cartera de servicios informáticos de AlinIQ de Abbott, estas soluciones ayudan a optimizar las operaciones de su laboratorio a fin de apoyar la erradicación del VHC.

Barreras para la erradicación del VHC

Con tratamientos nuevos y altamente eficaces, los laboratorios deben superar los retos de diagnóstico para detectar y tratar a los aproximadamente 67 millones de personas de todo el mundo que pueden no saber que están infectadas por el VHC1-2

 

Presiones para mantenerse al día con las crecientes demandas

Si se intenta incorporar un enfoque integral, se aumentarán las barreras de diagnóstico para la erradicación del VHC.

El objetivo para el año 2030 de la Organización Mundial de la Salud es que el 90 % de las personas infectadas por el VHC sepan que lo están. Los laboratorios deben mantenerse al día con la creciente demanda de diagnósticos; sin embargo, un enfoque que funciona en un laboratorio y en un tipo de paciente quizás no funcione con los demás3.

 

LOS PACIENTES NO CONSIGUEN COMPLETAR LAS PRUEBAS

El largo proceso impide que muchos pacientes sepan que están infectados, impone el riesgo de propagación de la enfermedad y dificulta que los pacientes reciban el tratamiento que necesitan.

Cuando los pacientes están obligados a someterse a un complicado proceso de dos pasos, con múltiples puntos de contacto y largos procedimientos de prueba, muchos de ellos desisten. De hecho, solo el 50 % de las personas infectadas por el VHC vuelve para realizarse un diagnóstico completo4.

 
Imagen de ciclón de VHC y hepatitis

 

Procesos complejos de diagnóstico

La ineficiencia le cuesta tiempo y dinero al laboratorio. 

A menudo, se requiere que los recursos de los laboratorios sobrecargados coordinen las extracciones adicionales de los pacientes, envíen las pruebas y gestionen los análisis en varios sistemas de laboratorios centrales y moleculares con el fin de diagnosticar el VHC.

 

Ausencia de una visión completa de los diagnósticos

El acceso limitado a las herramientas de diagnóstico adecuadas puede tener como consecuencia que los médicos tomen decisiones sobre el tratamiento de los pacientes con datos incompletos y que, por consiguiente, sometan a los pacientes a un esfuerzo innecesario.

El tratamiento clínico del VHC requiere múltiples pruebas de laboratorio para gestionar el tratamiento de los pacientes. Los médicos necesitan la prueba adecuada en el momento apropiado para tratar a los pacientes.

Los ensayos de VHC de Abbott aportan valor

¿Y si pudiera librarse de las barreras que impone el diagnóstico del VHC? 

Comprometido con la erradicación del VHC, Abbott ofrece una gama completa de soluciones de diagnóstico que permite a los laboratorios:
  • Adaptarse con facilidad a las cambiantes necesidades de diagnóstico para darles respuesta
  • Detectar a más pacientes con citomegaloviremia
  • Disponer de más tiempo para centrarse en la atención de los pacientes
  • Garantizar que los médicos tengan acceso a resultados evaluables
Icono de flexibilidad para VHC y hepatitis
Adáptese con facilidad a las cambiantes necesidades de diagnóstico para darles respuesta

FLEXIBILIDAD

En la lucha contra el VHC, los diferentes hospitales y las diversas poblaciones de pacientes presentan necesidades distintas. Tenga acceso a las opciones de análisis a lo largo de todo el proceso de tratamiento del VHC y amplíelas para satisfacer las demandas de análisis con herramientas personalizadas que respondan a las necesidades individuales de diagnóstico.

Icono de productividad operativa para VHC y hepatitis
Detecte a más pacientes con citomegaloviremia

PRODUCTIVIDAD OPERATIVA

El diagnóstico es el primer paso hacia la erradicación del VHC, pero el diagnóstico del VHC requiere dos pruebas para detectar una citomegaloviremia. Las tasas de análisis del VHC se pueden mejorar mediante la promoción de pruebas reflejas, en las que la misma muestra se utiliza en las dos pruebas necesarias para diagnosticar el VHC. En un estudio se indica que, en los centros en los que se han realizado pruebas reflejas, el 98 % de los resultados positivos de anticuerpos anti-VHC se sometieron a otras pruebas posteriores para diagnosticar la citomegaloviremia, en comparación con solo el 64 % de los centros en los que no se realizaron estas pruebas reflejas5.

Icono de uniformidad para VHC y hepatitis
Disponga de más tiempo para centrarse en la atención de los pacientes

UNIFORMIDAD

Libere recursos mediante la optimización de los procesos de diagnóstico y la reducción del tiempo dedicado a la gestión de las muestras en todos los departamentos e instrumentos. De este modo, se permite que, en todo el sistema sanitario, este tiempo valioso se dedique al diagnóstico.

Icono de confianza para VHC y hepatitis
Garantice que los médicos tengan acceso a resultados evaluables

CONFIANZA

Proporcione a los médicos las pruebas adecuadas en el momento apropiado. Ayude a tomar decisiones fundamentadas sobre el tratamiento de los pacientes; para ello, proporcione información contextual y de calidad sobre los cuidados de los pacientes en los puntos clave de toma de decisiones médicas.

Erradicación de la hepatitis C

Descubra cómo la innovación en los diagnósticos puede contribuir a impulsar la erradicación de la hepatitis C

Proceso de tratamiento del VHC

En la lucha contra el VHC, es posible que se requieran pruebas diferentes. Consulte las directrices locales o las directivas médicas para obtener más información sobre los enfoques diagnósticos recomendados.

Imagen de asistencia continua para VHC y hepatitis

  1. Hepatitis C. Sitio web de la Organización Mundial de la Salud: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs164/en/ Publicado en octubre de 2017. Consultado el 03 de abril de 2018.
  2. Know your hepatitis status – increasing access to testing for a hidden infection. Sitio web de la Organización Mundial de la Salud:  http://www.who.int/features/2016/access-hepatitis-testing/en/ Publicado en julio de 2016. Consultado el 03 de abril de 2018.
  3. Draft global health sector strategy on viral hepatitis, 2016-2021 - the first of its kind. Sitio web de la Organización Mundial de la Salud:  http://www.who.int/hepatitis/strategy2016-2021/Draft_global_health_sector_strategy_viral_hepatitis_13nov.pdf Publicado en noviembre de 2015. Consultado el 03 de abril de 2018.
  4. Ward JW. Gastroenterol Hepatol (N Y). 2016; 12(10):632-635.
  5. Chapko MK, Dufour DR, Hatia RI, Drobeniuc J, Ward JW, Teo CG. Hepatology. 2015; 62(5):1396-1404.
  6. CDC Recommendation: Adults Born from 1945-1965 (Baby Boomers) get Tested for Hepatitis C. Sitio web del Center for Disease Control and Prevention:  https://www.cdc.gov/hepatitis/populations/1945-1965.htm Publicado en septiembre de 2017. Consultado el 03 de abril de 2018.
  7. Guidelines on hepatitis B and C testing – Policy brief. Sitio web de la Organización Mundial de la Salud:  http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/251330 /WHO-HIV-2016.23-eng.pdf;jsessionid=6D17A2D1F74A40F3FECFF9B61D15838C?sequence=1 Publicado en noviembre de 2016. Consultado el 03 de abril de 2018.
  8. EASL Recommendations on Treatment of Hepatitis C 2016. Sitio web de la European Association for the Study of the Liver (EASL): http://www.easl.eu/medias/cpg/HCV2016/Summary.pdf Publicado en septiembre de 2016. Consultado el 03 de abril de 2018. 

Está a punto de abandonar un sitio web de Abbott para dirigirse a un sitio web de otro proveedor

Los enlaces que le remiten a sitios web que no forman parte de Abbott no se encuentran bajo el control de Abbott. Abbott no es responsable del contenido de ninguno de estos sitios ni de los enlaces incluidos en ellos. Abbott pone a su disposición estos enlaces solamente para su comodidad, y la inclusión de estos no implica la aprobación por parte de Abbott del sitio web al que dirigen. Es posible que el sitio web al que va a acceder no esté optimizado para el tamaño de su pantalla.

¿Desea continuar y salir de este sitio web?

No

Va a acceder a un sitio web de Abbott específico de un país o región.

Tenga en cuenta que el sitio web al que ha solicitado acceso está destinado a los residentes de un país o países determinados, como se indica en ese sitio. Por tanto, el sitio puede contener información sobre productos farmacéuticos, dispositivos médicos y otros productos o sobre el uso de esos productos que no estén aprobados en otros países o regiones.

¿Desea continuar y acceder a este sitio web?

No

Va a acceder a un sitio web de Abbott específico de un país o región.

Tenga en cuenta que el sitio web al que ha solicitado acceso está destinado a los residentes de un país o países determinados, como se indica en ese sitio. Por tanto, el sitio puede contener información sobre productos farmacéuticos, dispositivos médicos y otros productos o sobre el uso de esos productos que no estén aprobados en otros países o regiones.

¿Desea continuar y acceder a este sitio web?

No

¿DESEA CONTINUAR Y ABANDONAR EL SITIO WEB CORE LABORATORY?

Corelaboratory.abbott no se hace responsable del contenido.

No